jueves, 15 de octubre de 2009

1 de cada 3 mujeres embarazadas no asiste a clases de educación maternal

· Los cursos de educación maternal son de vital importancia para la salud física y psicológica de los padres, según los expertos. La falta de información y el desconocimiento sobre la importancia de estos cursos son las principales causas de la falta de asistencia.

· Un 49 % de las mujeres entrevistadas afirman que las clases les han permitido compartir experiencias con mujeres en las mismas circunstancias e involucrar a su pareja en el proceso.

· Un 64 % afirman afrontar con mayor tranquilidad el momento del parto y los primeros días con el bebé ya en casa.

Madrid, 14 de octubre de 2009. La compañía de higiene infantil Johnson´s baby ha dado a conocer hoy los resultados de un estudio sobre la educación maternal y la figura de la matrona en España. El objetivo del estudio es conocer la situación de la educación maternal, las barreras a la asistencia a los cursos, así como entender la percepción que tienen las madres sobre los especialistas que las atienden en el embarazo y el parto.

El estudio refleja que 1 de cada 3 mujeres embarazadas no asiste a cursos de educación maternal, si bien las que acuden afirman en un 85,3% que les sirvió para afrontar el parto y cuidado del bebé con mayor tranquilidad así como para compartir experiencias con otras madres e involucrar a sus parejas.

Según Teresa Cabrera, matrona de atención primaria y profesora de la U.D de Matronas de la Comunidad de Madrid, “los problemas de la falta de asistencia de las embarazadas a estos cursos es el dato más importante que revela el estudio, ya que reflejan un alto desconocimiento de la importancia de los mismos por parte de la madres y una falta de unificación en el protocolo de los profesionales para derivar a las embarazadas a estos cursos”.

El estudio, que se presentará mañana al colectivo de matronas en el marco del II Seminario Internacional de la Asociación Española de Matronas (15-17 de octubre), destaca la importancia que tiene la formación en materias de educación y cuidados del bebé para afrontar el embarazo y la maternidad con mayor seguridad y tranquilidad, tanto para la madre como para la pareja.

Educación maternal, fundamental para los futuros padres

Las mujeres embarazadas tienen acceso a los cursos de educación maternal, tanto en el sistema de salud público como en la sanidad privada. Estos cursos se imparten frecuentemente por matronas durante los 3 últimos meses de gestación y abarcan materias no sólo de preparación al parto si no de cuidados de la embarazada y del bebé.

Este estudio ha demostrado que un 57% de las madres que acuden a cursos de educación maternal se enfrentan con mayor tranquilidad y confianza al parto. Además, un 85% de las madres revela que las clases resultan especialmente gratificantes ya que permiten involucrar más a la pareja en la experiencia del embarazo y compartir experiencias con otras embarazadas.

Otra parte muy importante de estos cursos es la relativa a los cuidados del bebé. En estas clases los padres también aprenden algunos principios básicos para afrontar con más tranquilidad las primeras semanas del bebé, de hecho un 44,5% de las entrevistadas valora la temática de “cuidados del bebé” muy positivamente. Esto contribuye a que exista menos estrés y menos miedos en la pareja una vez que el bebé llega a casa. Así, según Matilde Fernández, matrona, psicóloga y profesora de la U.D. de Matronas de la Comunidad de Madrid, “los padres que asisten a clases de educación maternal, facilitan la recuperación de la mujer tras el parto y se sienten más seguros a la hora de cuidar a sus bebés. Son más colaboradores, lo que hace que haya menos discusiones y aumente la calidad física y psicológica de la pareja, así como la del bebé”.

El 94% de las madres que han asistido a educación maternal recomiendan los cursos a otras embarazadas. Así, las madres entrevistadas afirman que una de las materias más interesantes y valoradas en los cursos de educación maternal tienen que ver con el cuidado del bebé, si bien un 50% declara que le hubiera gustado profundizar o ha echado en falta materias como el masaje del bebé, el momento del baño o cuidados postparto de la madre. De hecho, el 82% de las madres revelan que haber tenido una referencia profesional durante las primeras semanas del bebé les hubiera sido de gran utilidad.

A quién solicitar los cursos de educación maternal

A pesar de la importancia de los cursos de educación maternal, todavía 1 de cada de 3 madres no acude a ellos. La falta de asistencia de las embarazadas se debe en un 42% de los casos a la incompatibilidad con el horario laboral, si bien no dejan de asistir a sus consultas con matrona o ginecólogo, lo que parece mostrar que hay una clara necesidad de toma de conciencia de la importancia de estas clases. Otro 24% argumenta que los profesionales sanitarios que las atendían durante el embarazo no hicieron hincapié en la necesidad de asistir a estos cursos. Parece haber un desconocimiento por parte de las mujeres embarazadas de a qué profesional sanitario deben acudir para solicitar los cursos de educación maternal. La principal prescriptora para acudir a clases de educación maternal es la matrona en un 52%, por tanto su figura es fundamental para llegar a estos cursos.

Según Mª Ángeles Rodríguez, presidenta de la Asociación Española de Matronas, “cualquier profesional que lleve el seguimiento del embarazo – médico de familia, ginecólogo o matrona- puede informar sobre los cursos de educación maternal y las embarazadas pueden solicitarlo en el caso de que ellos no deriven directamente. Sin embargo la mujer embarazada debe tener en cuenta a la matrona para el seguimiento de su embarazo y posteriores cuidados del bebé”.

La matrona, profesional clave para la educación maternal

Un 73% de las mujeres entrevistadas acuden a la matrona para el seguimiento de su embarazo y la recomendación para acudir a la matrona viene en un 58% de los casos del médico de familia.

Según las madres encuestadas, el papel de la matrona durante todo el embarazo es fundamental. El 65% de las embarazadas califica a la matrona como un profesional de la salud muy cualificado y el 78% han pasado consulta con la matrona para el seguimiento y monitorización del embarazo previo a los cursos de educación maternal.

Las funciones de la matrona van mucho más allá del parto, comprenden el antes, el durante y el después del embarazo. El papel de la matrona incluye las consultas de seguimiento del embarazo, las clases de educación maternal, asistencia en el parto, el seguimiento del bebé recién nacido y de la madre y clases post parto.

Un 86% de las encuestadas afirman que recomendarían acudir a la matrona ya que consideran que sus conocimientos son de gran utilidad durante el embarazo y el parto.

1 comentario:

Neri dijo...

Te aseguro que en mi primer embarazo la clase de preparación al parto no me sirvió para nada. Hablaban como si fuéramos de libro sin involucrarse en la mujer como un único ser. No te dan seguridad, sólo te explican los procesos del parto y los primeros cuidados del bebé... fatal!!! más que suspenderlos en nota, yo hubiera eliminado esta "asignatura".
Pero en mi segundo embarazo conocí a una matrona que tiene un centro maternal, que ella sí habla cómo son las cosas, ella sí te apoya, se preocupa y se involucra. Con esta segunda oportunidad que me dio la vida para reconocerme como mujer y madre, tuve la fortuna de encontrar el lado positivo, de lograr mis sueños y mis deseos, y es que el apoyo emocional para una embarazada es fundamental. No somos un personaje de libro de ginecología.