miércoles, 2 de enero de 2019

La alimentación del escolar (alimentación y pedagogía)

La alimentación del escolar (alimentación y pedagogía)

Encarar la alimentación del ser humano es necesario aclarar desde el punto de vista desde el cual se expone, partiremos del desarrollo evolutivo corpóreo anímico y espiritual del hombre de la investigación espiritual de Rudolf Steiner.
Desde los primeros años de vida hasta la adolescencia se manifiesta un crecimiento corporal y un desarrollo psíquico vinculándose con el entorno.
El desarrollo corporal es físicamente visible, observándose la culminación del desarrollo cefálico en los primeros siete años, más tarde continúa el crecimiento torácico hasta los 14 años culminando con el crecimiento de abdomen y miembros alrededor de los 21 años. Acompaña este crecimiento un evidente desenvolvimiento de la conciencia año a año. Al culminar el primer año de vida el niño adquiere la posición vertical, se para, camina, continua con el habla, aproximadamente a los tres años se identifica como una individualidad diciendo Yo reemplazando “el nene”. A los 5 años vive en un mundo imaginario, tiene memoria objetal ó del lugar,  entre los 8 a 9 años tiene memoria representativa pudiendo recordar sin ver el objeto y está ávido por aprehender. En la pubertad comienza a desarrollar un pensamiento “autónomo” rechazando lo que surge de los padres y el maestro, comienza un interés por la búsqueda de la verdad. Si todo se desarrolla adecuadamente alrededor de los 20 años culmina el crecimiento corporal, se alcanza una madurez de conciencia que permite ser responsable ante lo jurídico, continuando el desarrollo anímico y luego el espiritual.
La relación del niño con su entorno.
En los primeros tres períodos de siete años es importante conocer las características para entender su vinculo con la alimentación.
En el primer periodo (del nacimiento hasta los siete años) su corporalidad es tan solo un modelo heredo familiar, se caracteriza por una ilimitada confianza con el entorno, aprendiendo por imitación, tanto lo adecuado como lo negativo del entorno, aquí los hábitos familiares son tomados por el niño, esta es una oportunidad de los adultos para reflexionar y dejar atrás hábitos no convenientes y mantener los saludables.
En el segundo período (de siete a catorce años) se manifiesta lo que el niño ha traído consigo, aquí se consolida su unidad psíquica adquiere un mundo interior, el entorno no lo invade, a lo sumo en forma parcial, está feliz en sí mismo, tiene amistades transitorias. Toda imposición en la alimentación generará rechazo, pudiendo gestar un mal vinculo con el alimento, cabe conocer bien al niño según su temperamento y acompañarlo aceptando sus características y orientarlo evitando la unilateralidad.
En el tercer periodo (de catorce a veintiún años) aquí el jovenzuelo se le reconoce un centro, su propio Yo, el mundo externo no penetra, su actitud es transformarlo con sus ideas, forma grupos con amistades genuinas estables. El joven puede establecer cambios de hábitos que se diferencian de su familia, también puede haber fanatismos ó adquirir cambios más saludables. Hay cambios, si se cae en tendencias negativas y en el primer periodo se instalaron  hábitos saludables estos volverán mas tarde.

El alimento
La substancia del alimento, que proviene de la naturaleza, cuando ingresa al organismo humano es despojado de sus cualidades  adquiriendo las propias, esto depende de la fuerza digestiva y metabólica, hay una individualidad metabólica. La substancia cerebral, como así, la de todo organismo está en constante recambio. El cerebro posee una actividad intensa que permite la manifestación de la conciencia, en comparación con los miembros, estos tienen menor actividad. Todo el organismo está al servicio de la alimentación del cerebro, este está en una directa dependencia de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre.
La leche materna.
Nadie pone en duda que la leche materna es el alimento adecuado para el ser humano en el primer año de vida, esta se caracteriza por un alto tenor de azúcar (lactosa) que favorece la actividad, la proteína (caseína) está en menor proporción se vincula a la estructura corporal o sea la leche materna esta está adecuada para la constitución humana privilegiando la actividad cerebral sobre el desarrollo corporal. Si comparamos la leche vacuna esta privilegia el desarrollo corporal, tiene mayor contenido proteico, adecuado a la estructura del ternero que ni bien nace se incorpora, se para, predominando la actividad de los miembros. El cuadro comparativo sustancial es el siguiente aproximado:
                                Proteína (caseína) azúcar (lactosa)  
Leche materna         1,1                      6,8
Leche vacuna            3                      5
El alimento que más se asemeja a la leche humana son los cereales, desarrollados por las principales culturas humanas, que mantienen una relación almidón/proteína  7/1 aquí el almidón sustituye al azúcar ambos son hidratos de carbono. Por lo tanto el alimento más apropiado para sustituir la alimentación láctea es el cereal.
El cereal, el azúcar y las avellanas
Los cereales y la caña de azúcar pertenecen a la familia de las gramíneas.
La caña de azúcar, como toda planta, forma azucares a partir del anhídrido carbónico del aire, el agua y la luz solar quedando el proceso en el tallo.
Los cereales (trigo, cebada, centeno, avena, arroz, maíz y mijo) no quedan solo en la formación de azucares sino que continúan el proceso formando almidones complejos en el grano, que si se los consume integrales (no refinados como las harinas blancas) aportan además proteínas aceites vitaminas y fibra siendo por esto, al igual que la leche, alimentos de los mas completos  
Los azucares en el organismo humano son absorbidos rápidamente alcanzando valores de glucemia elevados y rápidos, descendiendo también en forma importante y rápida, influyendo en la actividad cerebral con manifestaciones alternantes de excitabilidad, somnolencia, apatía. Los cereales integrales por el contrario mantienen valores de glucemia estables y sostenidos en el tiempo favoreciendo la calma y la atención.
Las avellanas son frutos secos recomendados por Rudolf Steiner por su aporte en aceites dan vitalidad luz y calor especialmente en la edad escolar, se los puede consumir en forma de pasta con pan integral ó directamente incorporándolas como harina en la fabricación de pan.
Los alimentos cárneos
Estos alimentos son parte constitutivas del animal (no así la leche, que si bien es del animal, pero es algo que este cede para alimentar)El animal consume alimentos vegetales que le aportan vitalidad, pero en el proceso digestivo metabólico esa vitalidad es consumida en parte, teniendo así estos alimentos un carácter más material, siendo escasos en hidratos de carbono, direccionando la alimentación hacia lo corporal, no siendo tan completos como los cereales.
Se explica así la armónica relación de alimentación y pedagogía para el desarrollo sano y pleno del niño.
Aprovecho esta oportunidad para reflexionar sobre el papel importante que tiene el kiosco de la escuela poniéndose al servicio con una acción coherente para el escolar, evitando el expendio de gaseosas azucaradas, golosinas y productos elaborados con harinas refinadas.
El niño de edad escolar en el proceso de aprendizaje esta mas requerido en sus actividades del sistema nervioso y sensorial aconsejándose una alimentación que contenga cereales integrales, frutos secos (avellanas, nueces, almendras)acompañados con frutas desecadas como pasas de uva, higos, ciruelas (golosinas naturales) verduras de raíz(zanahoria, remolacha, rabanitos)

Los temperamentos
Además de estas sugerencias es conveniente acompañar al niño y el adolescente según sus temperamentos que a partir de los siete años comienzan a manifestarse. El temperamento surge por la conjunción de la línea heredo-familiar y la línea anímico-espiritual (individualidad).
El niño colérico: Fuerte, fogoso, osado, rechaza las oposiciones, se aconseja una alimentación que predominen las verduras de hoja (lechuga, escarola, espinaca) y tallo (apio) raíces (zanahoria, rabanito) en forma cruda. Como cereal se aconseja el centeno, evitar la avena legumbres y carnes, dado que son alimentos altamente energéticos. El niño con este temperamento impone su voluntad, su tarea es el respeto al otro.
El niño sanguíneo: Leve, aéreo, despierto y activo, tiende a tener intereses varios al unísono, por lo tanto se distrae fácilmente, ávido por conocer y poco interesado por el alimento. Interesarlo por la comida en su presentación estimulando los sentidos a través de colores, sabores y aromas. Se sugiere como cereales trigo y centeno y pequeñas cantidades de carnes para ligarlo más a la tierra. Las sustancias amargas van ayudar  su digestión, evitar los dulces. Este temperamento tiende al conocer, su tarea es direccionarlo hacia un campo y ser fiel a él.
El niño flemático: Concentrado en su corporalidad, satisfecho en sí mismo, se aísla, reflexivo, con tendencia al sedentarismo y al exceso de peso por su interés hacia la comida. Se aconseja moderar, reducir, las harinas y las grasas, en preparaciones con condimentos fogosos, (jengibre), el cereal aconsejado es la avena, frutas acidas limón, leche acidificada (yogurt), verduras de raíz. La tarea del flemático es el interés por el entorno.
El niño melancólico: Pensador, soñador, sufrido, triste, dificultad en la comunicación.
La alimentación constará de alimentos dulces (endulzar la vida) miel frutas (no golosinas), los cereales convenientes avena y cebada, verduras de raíz con color (zanahoria, rabanito).
La tendencia hacia el aislamiento de este temperamento tendrá que ser compensada por amor al entorno.
Para culminar, lo hasta aquí expuesto, es solo una apretada síntesis de este amplio y complejo tema, muchos puntos requerirán una ampliación para una comprensión acabada del tema, la intención es dejar abierto un camino con preguntas que pueden ser contestadas con el interés del lector por el tema con la bibliografía adjunta.
                                                                                                                                               Dr. Néstor Oscar Manassi

Bibliografía:
  • “El misterio de los temperamentos” Rudolf Steiner, Editorial Antroposofica.
  •  “Pediatría para la familia” Wlfgang Goeber/Micaela Glockler. Editorial Epidauro
  •  “Alimentación y temperamentos” Dr. Udo Rezenbrink
  •  “Constitución, temperamento y carácter. El Hombre en el umbral” Bernard Lievegoed. 
  • Editorial Rudolf Steiner.
  •  “La alimentación del escolar” Udo Rezembrink. Editorial Sanyago 

Extraido de: https://medicinaescolar.wordpress.com/

martes, 1 de mayo de 2018

Krishnamurti y la educación en Barcelona

La Fundación Krishnamurti organiza una conferencia en Casa Asia, Barcelona, en torno a la Educación, tema que este autor y filósofo moderno tocó con frecuencia en sus obras. Les dejamos el texto sobre este evento. Al final de la entrada tienen la información del mismo.

¿Cuál es el propósito de la educación? ¿Formar trabajadores competitivos y eficientes? ¿Formar 'buenos' ciudadanos? ¿Asegurar que nuestras culturas y tradiciones se mantengan intactas? ¿Desarrollar la creatividad y la sensibilidad? Cuando educamos a nuestros hijos o a nuestros alumnos, ¿cuál es  el espíritu que nos guía? ¿Cuál es la intención, la dirección, el eje? ¿Prepararlos? ¿Prepararlos para qué?

Hoy en día la educación suscita mucho descontento a la vez que despierta la esperanza de una nueva educación. Sin embargo, ésta no siempre responde a las mismas inquietudes: unos simplemente pretenden reformar el sistema actual, hacerlo menos teórico y más práctico, menos memorización, más experimentación. Otros ven el valor en una educación más sensible al medioambiente, a los ciclos naturales, la alimentación, la naturaleza, etc. Otros valoran la creatividad en la educación y así sucesivamente.
Y Krishnamurti, ¿cuál es el eje central de la propuesta educativa de Krishnamurti? ¿Un poco más de eso y menos de esto otro? ¿ O el reto educativo que nos lanza K es radicalmente diferente? Y si lo es, ¿en qué lo es? ¿En qué se diferencia de otras propuestas?

Siguiendo con este ciclo dedicado a la educación, estaremos en Barcelona a mediados de Mayo en el marco de un evento en la Casa Asia, y aprovecharemos para explorar la propuesta educativa de Krishnamurti y su relación con la relación. Durante el evento, también proyectaremos un extracto de video de Krishnamurti hablando con los niños de la escuela de Rishi Valley en la India, y dejaremos tiempo para preguntas del público.   


A todos los que puedan asistir, los esperamos.


La junta de la FKL 

http://www.fkla.org/

_____

Evento público en Barcelona.
Educación y Relación
 

 Fecha:
Martes 15 de mayo 2018

Hora:
19:00

Lugar:
Casa Asia
Recinte Modernista de Sant Pau
C/San Antoni María Claret, 167 Barcelona

Programa:
Aprovechando el lanzamiento de dos nuevos libros de J. Krishnamurti, Educar sin miedo de la editorial Obelisco y Sobre las relaciones de la editorial Kairós, presentaremos  el reto y las bases de la propuesta educativa de Krishnamurti, y responderemos a las preguntas del público. El evento terminará con la visualización de un video de Krishnamurti con alumnos de la escuela de Rishi Valley.

Inscripción:
El evento es gratuito pero requiere de una inscripción previa a educacion@casaasia.es

domingo, 26 de noviembre de 2017

ESCUELAS ESOTÉRICAS, presente y futuro

Les dejamos el prologo de libro Iniciación al Esoterismo, que contiene el curso del Círculo de Estudios Iniciáticos. En esta introducción se trata el estado general de las Escuelas Esotéricas, un tema de gran interés para todos aquellos interesados en el esoterismo occidental. Esperamos que sea de su agrado.

Desde finales de los años ochenta del siglo veinte, las distin­tas escuelas de misterios e iniciáticas, grupos metafísicos, etc. empezaron a sufrir problemas internos de diferente tipo y que podríamos observar como procesos de crisis. Estos pro­blemas se manifestaron con mayor o menor fuerza, dependiendo del tamaño, estructura y antigüedad de la escuela. Algunas, muy pocas, supieron aprovechar el conflicto para cambiar a mejor, pero tristemente la mayoría echó tierra de por medio, negándolo o argu­mentando que era solo un problema menor. Al negar el calibre de las dificultades y la oportunidad que se les presentaba para crecer como grupos, estos problemas crecieron hasta hacer mucho más que mella en estas organizaciones. De hecho, algunas de ellas quedaron tocadas de tal forma que aún hoy padecen las consecuencias. Por supuesto, esta circunstancia es negada por los dirigentes de las mis­mas, argumentando que el estado negativo o precario en que se en­cuentran es fruto de las circunstancias comunes a la sociedad mun­dial, o incluso que es debido a que sus miembros no hacen el trabajo espiritual que debieran. Lo cual no recuerda sino los argumentos que muchas religiones suelen esgrimir cuando sus prédicas y pronósticos no se cumplen.
                Esta situación, que se hizo especialmente fuerte en el dece­nio final del siglo XX, era un preámbulo de la gran crisis social que sufrió el planeta al final de la primera década del nuevo siglo y milenio. Crisis que aún perdura y cuyas consecuencias están aún por ver. Esto no se debe a otro motivo más que a que las escuelas de misterios, como catalizadoras y dinamizadoras de los cambios que hacen evolu­cionar a la humanidad, tenían que prepararse para las necesidades que la sociedad iba a requerir en estos nuevos tiempos. Si no se alla­naban a estas necesidades, iban a perder su conexión con la escuela interna, pues ésta dirigiría su atención a aquellas que sí lo hicieran para ayudarlas, incluso crear nuevas escuelas si fuera necesario.
                Algunos ocultistas, conscientes en mayor o menor medida del calibre y causas por las que pasaban sus propias escuelas, in­tentaron hacer algo al respecto. Pero en la mayoría de los casos fue como clamar en el desierto, en otras peor, fueron recriminados y/o expulsados. Otros, más cautos, intentaron crear nuevas plataformas para paliar esta situación. En nacimiento de Internet así como el rápido intercambio de información y contacto que las primeras re­des sociales permitieron, facilitaron dichas iniciativas. Pero la mayoría de éstas no duraron mucho tiempo, algunas sí lo lograron, aunque habría que analizar su utilidad iniciática, pues en la ma­yoría no eran sino el amalgamiento de lo que sus fundadores co­nocían. En cualquier caso, hay que reconocer las buenas intenciones que los promotores de dichas iniciativas tuvieron.
                De entre las diferentes propuestas, hubo una que surgió sobre el año 2004, con la idea clara de servir de portal para que las personas interesadas pudieran acceder a escuelas iniciáticas legiti­mas o al me­nos útiles. La idea era generar un curso que hiciera un recorrido gene­ral por los aspectos más importantes de la Tradición Esotérica de Occidente.
                Se inscribieron miles de personas, en el ámbito del habla hispana que era en el que se impartía. Pero la mayoría de los que empe­zaban dichos estudios los abandonaban, lo cual no hizo sino socavar los esfuerzos de quienes administraban dicha iniciativa. Por ello, en su última etapa se empezó a cobrar unas cuotas mínimas de inscripción, lo cual ayudo a descartar a los curiosos y concentró los esfuerzos en los que sí querían aprender. Desde ese momento, casi la totalidad de los que se matriculaban terminaban el curso.
                La enseñanza que se impartía combinaba la teoría con la práctica, ésta última de forma paulatina. En un total de treinta y dos lecciones, que se dividían en tres niveles. El objetivo al redactarlas es que fueran claras, concisas, prácticas y que no cayeran en opinio­nes ni en extensos discursos. Como se indica en el curso, el objetivo era pro­porcionar una alfabetización espiritual. Cuando el estudiante terminaba podía pedir instrucción para elegir una escuela, se le da­ban op­ciones para que él o ella eligiera, y por supuesto se le alen­taba a que buscara en otras direcciones. Lo importante es encontrar una escuela que proporciones un sistema de autodesarrollo y no caer en un enseñadero de ocultismo, donde se dan unos cursos inter­minables, que sólo engordan la mente haciendo creer al ego que es lo que sabe.
                Durante toda su duración fueron muchos los estudiantes que indicaron la efectividad del trabajo, de cómo éste les estaba propor­cionando unos óptimos resultados en su vida diaria. Incluso algu­nos pocos llegaron a percibir, tener ligeros contactos con lo interno.
                Con el paso del tiempo, algunos de los promotores de este proyecto fueron apartándose del mismo, por causas lógicas como la edad, otras ocupaciones o, tristemente, el deceso. Por lo que en un momento dado, para que esta iniciativa no se perdiese y pudiera funcionar por sí misma, se procedió a darle continuidad en forma de publicación. Las ganancias serian destinarlas a labores sociales y a ayudar a algu­nas escuelas esotéricas. De esta forma se le pretende dar un final con sentido, cerrar el círculo.
                Sobre su autoría, ésta ha permanecido en secreto. Básica­mente por una razón, consideramos que es más importante el men­saje que los mensajeros. Así logramos que el estudiante no se distraiga de su objetico, el trabajo, despersonalizando la instrucción, ayudando a su autonomía en este sentido. Por otro lado, actuando así los responsables evitan darle la oportunidad a su ego de que éste crezca creyéndose que son alguna autoridad espiritual por encima de los demás. En otras palabras, evitar endiosarse. 
                Lo expuesto en este libro es la misma enseñanza que se impartió durante catorce años, tan solo ha sido corregida y maque­tada para las necesidades de una publicación. De resto todo sigue igual, tal como fue inspirada al redactarla. Cada capítulo, una lec­ción, dirigida a un estudiante que ahora se hace más activo para con la enseñanza, pues tendrá que vincularse más a ésta para ir gene­rando el debido cambio que le lleve a vibrar más sutilmente, y así tomar contacto con la fuente. Pues ya no hay un instructor que le supervise, apelando ahora a su conciencia para ello.
                Pero antes de terminar hay que destacar que a día de hoy to­davía la crisis de las Escuelas de Misterios continua, éstas se han adaptado a esta forma de actuar, lo cual disimula en parte su es­tado. Por ello la utilidad de esta iniciativa continúa activa, y ahora se entrega al mundo para ser usada a modo de preparación en la formación espiritual.
                Es de esperar que el lector que se acerque a estas páginas sepa aprovechar lo que a partir de aquí se muestra y que ello le lleve a contactar con una escuela de misterios. Pero además que, armándose de paciencia, sepa comprender y perdonar el precario funcionamiento de algunas de ellas, así como sus incongruencias. Lo importante es el trabajo sobre uno mismo.
                CEI

Estraido del libro: Iniciación al Esoterismo, para saber más hacer click aquí.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Libro: INICIACIÓN ROSACRUZ

Les presentamos una nueva obra de Victor Cross. Mucho se ha hablado sobre los Rosacruces, de sus secretos y poderes. Pero lo cierto es que el acceso a esta organización continua siendo un misterio para la mayoría. A través de este libro se expone de forma clara el camino de la Rosacruz. La Iniciación representa cada uno de los pasos por los que el ser humano asciende hasta la autorrealización. Algo que va más allá de lo meramente psicológico.
 
            Podrá además conocer los pormenores para acceder a cada uno de los grados de esta Orden, tanto de los Misterios Menores como de los Mayores. En qué consiste cada uno y cuáles son los requisitos y entrenamiento para lograr llegar a ser un autentico Rosacruz.
            Este es un trabajo único que aglutina por primera vez una información dispersa y sobre todo oculta, que facilita al estudiante espiritual los pormenores para ascender por el difícil sendero de esta arcana organización, que representa la Escuela Esotérica y de Misterios por excelencia de Occidente.